NUNCA SE SABE

Nunca desaproveches una oportunidad para aprender, lo que sea!

Después de muchos años de estudiar y ganarme la vida en un área determinada de conocimiento, me encuentro con que aquello que aprendí de forma colateral o como afición es lo que en este momento ocupa mi tiempo, lo que mejor sirve a los demás y, lo mejor de todo, lo que más me satisface.

Nunca se sabe para qué vamos a emplear aquello que aprendemos. Sin duda el mayor gozo de poseer algún conocimiento es poder ponerlo al servicio de los demás además de usarlo para nuestro beneficio.

¿Que te tocó vivir solo y aprendiste a cocinar? ¡Invita a tus amigos a una buena cena!

¿Tienes gusto para sacar fotos? ofrécete a hacer ese reportaje del bebé de tu amiga, porque sí, porque le entregas algo precioso que tú tienes y que a ella le sirve.

Cuando sales del círculo esclavo de “Dar para Recibir” y simplemente das porque lo tienes, sin esperar nada a cambio, la magia ocurre, de verdad!

Os cuento mi caso: cuando viví en el extranjero tuve la oportunidad de aprender dos idiomas, a pesar de que no era el objetivo principal de mi estancia, sino más bien un aprendizaje necesario y que iba en el pack. Ahora me encuentro solicitada para enseñar esos idiomas a personas realmente interesadas, que encuentran gran valor en algo que yo daba por sentado, y eso me aporta una gran satisfacción.

Por otra parte hace muchos años que empecé a practicar yoga, para mi propio beneficio. Ahora me encuentro que mi actual profesora confía en mi para que la sustituya en sus clases mientras está de viaje. Lo voy a hacer encantada, y gratis, porque para mi supone un reto y porque me siento feliz de poder hacerle ese favor. Además, me ahorro pagar por las clases y me entusiasma pensar en lo mucho que voy a aprender.

El dibujo, la pintura, las manualidades… todo aquello que hacía en mi tiempo libre como hobby ahora se ha convertido en un pilar importante en mi vida. Me encuentro ilustrando un cuento infantil porque me lo han pedido, recibiendo buenísimas críticas llenas de cariño por parte de conocidos y desconocidos. Me encuentro con la máquina creativa siempre en marcha en busca de nuevas ideas para Tutuchi, mi “marca” personal de artesanía que me permite ayudar a los animales más desfavorecidos.

Y me encuentro que buscar ayuda para mis propias gatas me ha abierto la puerta a un mundo que no podía imaginar. Hace poco más de un año no sabía nada de reiki, flores de Bach, almas, energías… ahora estoy compartiendo lo que he aprendido con personas y animales a los que en mayor o menor medida creo que puedo ayudar.

En este mundo muchas personas se sorprenden si das algo simplemente por el hecho de dar. Yo os digo que la mirada de agradecimiento y amor que sale de una persona a la que le ofreces algo sin pedir nada a cambio no tiene precio.

No des para recibir lo que quieres. Da, y recibirás lo que necesitas (aunque no sea lo que querías).

No dejes de aprender, y sobre todo de compartir lo que aprendes, de ponerlo al servicio de todos. Todo lo demás son detalles.

Anuncios

Un pensamiento en “NUNCA SE SABE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s