Lo mejor: el acompañamiento!

Las calçotás en Tarragona son algo más que comer cebollas asadas. Los reencuentros, la preparación, los aperitivos al Sol de invierno, la distribución espontánea de tareas entre gente de confianza, el éxito de hacer un buen fuego, las raíces vikingas a la hora de empezar a comer, el vino de garrafa, la generosidad, las risas, la ausencia de decoro que te permite relajarte y ser tú mismo…

Sobre todo lo que más me gusta de una calçotá es el acompañamiento. Y no me refiero únicamente a la deliciosa salsa romesco de la cual os dejo la receta:

http://m.directoalpaladar.com/curso-de-cocina/como-hacer-salsa-romesco

Sino del acompañamiento humano, impagable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s